+34.669.886.827 · elena@hados.es

Referencias

Ariel Déniz-Robaina (Psicólogo, Consultor de marcas de Lujo y Director Artístico). 2021

Conocí a Elena allá por el 2009 cuando ella y su compañero se acercaron a mi agencia creativa buscando inspiración y desarrollo de su magnífico proyecto de joyería artesana. De aquellos primeros encuentros surgió un relato visual conmovedor sobre la magia del arte menestral y los secretos de los materiales nobles como la seda, el cuero o la pirita. Desde entonces, Elena lidera un proyecto artístico fascinante con muchas capas y vértices. Es una artista plástica vital y orgánica, sí, pero también es modelo de sus propias creaciones que declina hacia la pintura, el interiorismo, la fotografía o el diseño de sus productos que son obras de arte. Es una artista integrada y coherente, de modo que no puedes descifrar qué parte de ella se deposita en cada una de las disciplinas que explora. Ella está en todas. Su vida es su propia obra performativa. Es de verdad. Y sólo la verdad es el arte del futuro.


Juan Jaime Marqués Mayoral (artista). 2020

A Elena

La verdad que lo tuyo es pureza en mitad de un mundo congestionado.

Has encontrado una franja abierta que solo tú viste, va llena de armonías, de trinos y sonidos acompasados. Caminos por los que transitas con paso de Hada - dos.

Dos

Porque siempre vas tú y tu esperanza.


Felix José Reyes (escultor). 2020

La pintura de Elena está hecha de luz

El impacto de la luz y el color en sus cuadros con el que casi llega a la abstracción siguiendo el camino que la luz le marca, es lo que más le interesa a Elena. La falta de detalles no le importan, lo que hace que la pintura transmita sensaciones muchas veces ocultas al espectador y, que ella, con su mirada las transmite de manera innata.

Añade a lo pintado su visión personal, la cual, en un acto de infinita generosidad, desnuda su alma para que la obra se posea de un contenido personal único. El espectador que observa un cuadro de Elena, la está conociendo a ella, porque Elena de Hados es sincera y comprometida con lo que hace.

Ella cambia el color según el mensaje que quiere transmitir, porque ella o su estado de ánimo así lo ve y algo quiere contar con ello y se refleja en su pintura de una manera inequívoca. Hay que admirar su constante evolución, siempre investigando y depurando su quehacer diario, restando cada día para acercarse aún más al espectador.

Auguro para Elena un futuro lleno de éxitos, porque su valía está fuera de toda duda.